jueves, 20 de noviembre de 2008

El B-Learning, tendencia educativa semipresencial...


El b-learning es una modalidad educativa, que explota los beneficios de las clases a distancia y presenciales, usando el Internet como una de las vías fundamentales en el proceso de enseñanza-aprendizaje…. Permite un estilo de aprendizaje donde básicamente el educando construye su propio conocimiento, pero siempre acompañado por la figura del docente-facilitador, que lo conduce para alcanzar los objetivos de las unidades curriculares.


El papel participativo de ambos actores es fundamental… El profesor deja de ser el catedrático clásico, el orador de estrado, para convertirse en un inductor de saberes, usando para ello las herramientas que el ciberespacio les ofrece.


Y el alumno deja de ser el mero receptor, e interactúa en un papel más reflexivo e interactivo. Mediante la investigación y el análisis, ello le da la posibilidad de abarcar un espectro más amplio, mayor que el docente convencional pudiera suministrarle en las horas académicas presenciales disponibles para una materia. En cierta medida el alumno se convierte en autodidacta, pero ese proceso se facilita con los medios que Internet dispone: videos, blog, bibliotecas electrónicas...


Y allí está el docente, en su papel virtual y presencial…. En ambos espacios está como como gestor de conocimientos…En tal sentido, el profesor debe ejercer el equilibrio entre los conocimientos que los alumnos deben obtener para cumplir con los objetivos planteados en la materia, pudiendo adquirir saberes adiciones, pero sin perder esta perspectiva… Está tarea de conducción no es fácil. Para ello debe existir un continuo feedback, de tal forma de no salir contexto, y recanalizar a tiempo, pudiendo referenciar lecturas o videos, o dictando disertaciones presenciales o distanciales para tal fin… Y no conforme con eso, debe ser un motivador potencial que incentive la participación continua de los estudiantes.


El aprendizaje colaborativo que se puede gestar por este sistema es sumamente significativo… Ese intercambio de conocimientos entre los participantes y entre el docente y el educando, dado sin mezquindades, hace que la experiencia sea sumamente enriquecedora…


Cabe destacar, que si usamos las estrategias indicadas, el b-learning es lo más indicado en la actualidad. Si, en cambio, se práctica de forma improvisada, puede resultar una experiencia frustrante para todos los actores…


Así que docentes, si es importante que empecemos a cambiar el paradigma educativo, el de enseñar como nos educaron, y modernizarnos en las tendencias educativas, pero para ello es indispensable prepararnos, para ejercer el b-learning bajo una conciencia plena, dentro de un control didáctico, bajo las normativas que existen para garantizar la calidad formativa y no bajo modismo desbordado…